6 reglas para mejorar el sonido de tus sesiones DJ

6 reglas para mejorar el sonido de tus sesiones DJ

Cómo el paso de analógico a digital afecta al sonido de las canciones.

El cambio de analógico a digital ha introducido un montón de trampas potenciales cuando tratamos de mantener alta la calidad del audio. Pero no tiene porqué ser así. Estas 6 reglas te ayudarán a asegurar a que tu set suene lo mejor posible.

1. Mantén todo fuera del “rojo”

El “rojo” está ahí por una razón. No confíes  en que tu equipo vaya a compensar los volúmenes por sí solo, hazlo tu mismo.

Eso significa: ajustar los controles de ganancia para que ningún medidor individual no están en rojo, asegurándote que la salida del master no esté en rojo y, si es posible, asegurándote que los altavoces de la sala no estén en rojo.

Si tienes la suerte de pinchar con un técnico de sonido, respetar esta simple regla probablemente vaya a ser suficiente para obtener el 100% en cabina, y cuando sea el momento de subir, el técnico te ayudará a hacer las cosas bien.

2. Si puedes, usa audios sin pérdidas en vez de con pérdidas

Por “sin pérdidas” nos referimos a WAV, FLAC y otros formatos sin pérdidas, los formatos “con pérdida” son aquellos como MP3 o AAC. Cuando estás grabando tus pistas en el disco duro, por lo menos separa cada formato en su lugar.

No, no siempre es tan sencillo como MP3 o AAC (metadatos, compatibilidad), pero eso no impide que compruebes lo que es compatible con el software de tu biblioteca y el software DJ software que hayas elegido.

El software DJ es cada vez mejor en reproducir diferentes formatos, y con almacenamiento digital cada vez mayor y las tasas de transferencia cada vez más rápidas, puede haber un día no muy lejano en el que nadie use MP3s y todo el mundo utilice audio sin pérdidas.

Por supuesto, hay momentos en los que no puedes o no tienes una versión sin pérdida de una melodía. No es que nunca haya que utilizar archivos MP3, es que hay que tener en cuenta que hay una diferencia. Y que, por lo menos, es bueno pararse a escuchar de vez en cuando para darte cuenta.

3. Asegúrate que tus samples estén limpios y a la máxima resolucion

Si haces mashups, re-ediciones, o tus propias producciones, no tiene sentido masterizar esos proyectos como si fueran archivos de máxima calidad “sin pérdidas”, cuando has usado una gran cantidad de MP3.

Así que cuando comienzas a producir, así como a reproducir, a hacer ritmos, asegúrate que estás decidido/a a mantener la calidad de las fuentes lo más alta posible. Un mashup terminado, re-edición, remix o producción propia sólo sonará tan bien como el sampler que peor suena que contenga.

Si estás creando nuevos sonidos por tu cuenta, como mínimo asegura una calidad-CD y, por supuesto, nada de archivos MP3.

4. Mantén tu cadena de sonido cuanto más simple mejor

Piensa en la calidad de tu sonido como si estuvieras mirando algo bonito a través de un cristal. Con el sonido analógico en los viejos tiempos, probablemente había dos o tres capas de cristal entre tú y lo que veías y además eran relativamente fáciles de “limpiar”.

Con el digital, ahora hay por lo menos 10 capas de cristal. Ahora bien, si cada uno de estas capas está escrupulosamente limpia, la vista será simplemente fantástica. Sin embargo, sólo se necesita que un solo panel esté sucio, para que la vista esté arruinada, incluso si los otros nueve están todos bien.

¿Qué son estos “paneles”? Son las etapas en el procesamiento de la señal de audio a través de software y hardware. Por ejemplo, las capas adicionales de procesamiento en tu software DJ, cosas como auto limitadores, auto ganancia, efectos, etc. La clave aquí es desactivar y desconectar todas las funciones que no estés utilizando, y si estás produciendo, mantener al mínimo los plugins. No es que nunca haya que usar estas cosas, sólo que hay que utilizarlas conscientemente, y apagarlas cuando no se estén utilizando. Ya verás qué diferencia.

5. Usa una buena interfaz de audio

Los archivos digitales necesitan convertirse en señales analógicas para ser amplificados y enviados a los altavoces para que podamos escucharlos. Este trabajo lo realiza la interfaz de audio o tarjeta de sonido y, en concreto, el “convertidor de digital a analógico” que existe dentro de la interfaz (algunas tarjetas de sonido también tienen los “convertidores de analógico a digital”, para convertir el sonido en digital.)

Si utilizas una controladora de DJ, es casi seguro que tiene uno de estos convertidores incorporado a la misma. También puedes tenerla separada, no importa. Se utiliza en algún lugar a lo largo del recorrido, que es la cuestión.

Las tarjetas de sonido Traktor son bastante buenas, los dispositivos Serato han elevado su calidad en los últimos tiempos y también suenan bien, pero muchas de las interfaces de audio de hoy en día difícilmente superan lo aceptable y algunas son francamente horribles. Así que si quieres mejorar el sonido de una controladora barata, conseguir una tarjeta de sonido decente es la manera de hacerlo.

6. Si estás produciendo pistas, evita el exceso de compresión en la mezcla final

La compresión es lo que hace que los sonidos suaves sean más fuertes y los más fuertes sean más suaves, con el fin de dar más volumen general a una mezcla, pero a expensas de la dinámica.

Claro que hay un lugar para la compresión, especialmente en la música de baile, sonidos enteros se han construido en torno al uso creativo de ella. Pero, de nuevo, su uso sin pensar puede ser francamente agotador para el que escucha. Y en el peor de los casos, puede hacer clip y distorsionar.

Hay un movimiento llamado La guerra del volumen que ha observado y defendido esta causa desde hace mucho tiempo, y vale la pena reiterar aquí: la compresión es el enemigo de un buen sonido de club. Un sistema de sonido decente en un club no la necesita, y una pista bien masterizada que no esté excesivamente comprimida siempre sonará mejor que una que lo está.

Como conclusión…

Cumplir estas 6 reglas es un ideal, son pequeños objetivos para marcarse. Todos hemos cometido todo tipo de errores pero no significa que no podamos mejorar, de hecho estas 6 reglas se han podido construir gracias a errores cometidos.

El debate análogico vs digital puede seguir 20 años más, pero lo que hay que darse cuenta realmente es que estamos metidos de lleno en la era digital. Y en vez de enfocarnos y estancarnos en debates interminables, podemos ser conscientes de lo que hacemos y de escuchar.

 

¿Has tenido problemas alguna vez con archivos digitales pobres? ¿Qué pasos tomas para asegurarte que tu set suena tan bien como sea posible? ¿Crees que esto es un problema creciente, o están las cosas cada vez mejor? Por favor comparte tus pensamientos en los comentarios.

 

1 comentario

  1. Deejays - julio 28, 2015

    Se pueden graba de mil maneras un a sesión.
    Puedes ampliar info en este post.
    http://deejays.es/3-formas-de-grabar-una-sesion-y-no-morir-en-el-intento/
    Las indicaciones de vuestra web son muy acertadas!!!

Leave a reply