London Calling y otras aventuras del verano

London Calling y otras aventuras del verano

Este es el resumen de primera mano que Telo DJ ha escrito tras pasar un mes entero en la mítico Londres. Comiendo su comida, hablando su idioma, bailando en sus clubes y disfrutando de su música.

Experiencia musical durante mi estancia en Londres!

Discotecas: Los clubs londinenses no tienen absolutamente nada que ver con los que he conocido hasta ahora en España. En cuanto a instalaciones, decoración, control de seguridad y equipos de sonido puedo decir con total tranquilidad que juegan en otra liga mucho más avanzada.

La mezcla de sonidos, luces y efectos visuales hacen que cada noche se convierta en una experiencia única, llegando a encontrarme en una sala totalmente forrada de LEDs mostrando imágenes por todas partes.

Para poder vivir esas experiencias hay que pagar un precio un tanto elevado. Los precios de los clubs alcanzan normalmente los 20£ (24€ aprox.), todos ellos sin incluir ni consumición ni guardarropa, eso sin mencionar que una vez sales de la discoteca no puedes volver a entrar. A pesar del elevado coste, pienso que merece la pena visitar los clubs, ya que no vais a conocer esos ambientes en muchos más sitios.

Tras haber conocido su idea de fiesta me he preguntado mucho si ese sistema podría llegar a tener éxito aquí. Desde luego, las discotecas de España tienen aun mucho por aprender y por mejorar, como por ejemplo el control del aforo, tener instalaciones médicas y otros pequeños detalles que se acaban agradeciendo.

555816_410354269068762_631699250_n

Música: Lo que más sorprende de Londres sin duda es la música que suena en la gran mayoría de los clubs. Cada uno simplemente conserva su estilo propio sin venderse a estilos comerciales o más internacionales, tal y como sucede en España.

En discotecas como Fabric, Lightbox, Fire o Ministry of Sound los Dj´s no se conforman con poner un tema tras otro. Muchos crean música más experimental añadiendo ellos mismo voces en directo o incluso pinchando con hasta siete CDJs a la vez, conteniendo cada plato un instrumento distinto y creando la música sobre la marcha.

En Londres todo el mundo esta abierto a distintos estilos musicales. Ves a la gente bailando música minimal o house como si no hubiera mañana y derepente te ponen algo de dubstep (nada de Skrillex o por el estilo) y la gente se motiva aun más. Son habituales las mezclas de varios estilos en una misma pinchada para romper un poco con la monotonía.

Por último tengo que destacar la gran variedad de música que he conocido durante mi estancia en el Reino Unido. No he escuchado ni una sola canción conocida, todo nuevo y diferente de lo que acostumbro a escuchar.

Ambiente: La noche de Londres está repleta de vida. La gente sale con ganas de pasárselo y escuchar buena música. Lo primero que noté es que las chicas no salen casi nunca con tacones y es que tal y como me dijo una “salimos a pasárnoslo bien y a bailar, no a enseñar las piernas”.

La gente es abierta y simpática, todos ellos muy extrovertidos. También es cierto que es increíble la cantidad de droga que se ve en los clubs. No significa que todo el mundo las tome, pero es seguro que te van a ofrecer más de una vez si acudes a los clubs. A pesar de la gran cantidad de drogas que hay, la gente es mucho más agradable y atenta, todo siempre con muy buen rollo. En cuatro semanas que he estado por Londres no he visto ni una sola pelea ni ningún tipo de enfrentamientos, y eso que algún día salí por barrios más problemáticos.

Seguridad: La entrada a los clubs cuenta con una seguridad muy comparable a la de un aeropuerto. Primero dejas todas tus pertenencias en una bandeja, seguido pasas por un detector de metales y después te registra alguien del personal. Puede sonar un poco exagerado, pero lo cierto es que uno se siente mucho más seguro.

El personal de seguridad habitualmente se ríe de tu foto de carnet o de cualquier cosa con tal de simpatizar el ambiente y de crear una buena atmósfera, algo que siempre se agradece; básicamente te hacen sentir como si estuvieses en tu pub habitual.

Todas las discotecas cuentan con una enfermería, algo que creo imprescindible en un lugar donde el alcohol, las drogas o simplemente un golpe de calor o un malestar pueden aparecer habitualmente.

En resumen, mi estancia en Londres ha sido una experiencia inolvidable que me ha aportado nuevas formas de ver la vida nocturna y que sin duda voy a procurar aplicar en mis próximas sesiones.

 

¿Qué nos puedes contar de tu experiencia veraniega? ¿Algún descubrimiento?

1 comentario

  1. » Residente de Moon Bilbao Telo Dj - enero 10, 2014

    [...] años en el mundo de la música, ha ganado la Batalla de DJ´s del Momo (Las Arenas), realizó un viaje iluminador a Londres, y ha pinchado en sitios como The Image, Fever, Teatro Campos, Singular (Pamplona), The Flat [...]

Leave a reply