Correos: “En el local hay que tener respeto y ser tolerante”

Correos: “En el local hay que tener respeto y ser tolerante”

La banda donostiarra nos da sus impresiones sobre el mundo de la música y sobre lo que esperan de su nuevo álbum

En el interior del autobús de Red Bull, y antes de que dé comienzo su actuación en la última edición del Kutxa Kultur de San Sebastián la formación guipuzcoana se reúne con nosotros para tener una pequeña charla sobre lo que han supuesto sus últimos meses y lo que supondrán los que están por venir. Están tranquilos, relajados y se prestan a hacer bromas de todo tipo mientras a nuestro alrededor retumba el estruendo de las pruebas de sonido y las grúas que circulan junto al autobús.

Para Correos, este concierto supone la guinda al pastel de una gira perfecta: “Hemos tenido la oportunidad de tocar en todas las partes de la península llegando a lugares como Almería o el último festival del Sonorama donde nos trataron realmente bien. Ahora acabar la gira en casa, en un parque de atracciones, en la punta de San Sebastián es algo insuperable y que pensamos disfrutar todo lo posible”. Y es que ya no quedan conciertos en la agenda de la banda antes de meterse de lleno en los estudios NeoBox de Aranda.

El primer día de octubre la formación al completo se meterá de cabeza en la creación del que pronto será su nuevo disco y que propone una vuelta de tuerca más al sonido de la banda. A pesar de que aún queda casi un mes para que el grupo viaje a los estudios que pertenecen al festival Sonorama, ya tienen gran parte de los temas preparados, estudiados y listos. Para la nueva entrega de Correos el grupo ha pensado en experimentar con los sintetizadores y con sonidos electrónicos que, a buen seguro, no dejarán a nadie indiferente: “Siempre estamos experimentando porque somos una banda compuesta por gente muy diferente que además tiene gustos musicales muy diversos por lo que siempre surgen debates y discusiones sanas que nos ayudan a evolucionar y a no cerrarnos puertas. La clave para sobrevivir como banda es tener una mentalidad receptiva y no cerrarse a nada porque sólo de esta forma puede tenerse un formato de trabajo adecuado”.

A la hora de hablar de formación y de aquellos puntos en donde las bandas más jóvenes o nóveles deberían mejorar, Correos creen que, al empezar, ninguna banda debería centrarse en hacer versiones de otros grupos: “a menudo las bandas se forman con la intención de sonar como un grupo concreto y en vez de explorar sus capacidades y buscar su propio estilo se centran en imitar todo lo que la banda que admiran hace. Ya sean sus instrumentos, su sonido o sus canciones. Creemos que esto sólo consigue que las bandas no se interesen por conseguir un sonido propio y es algo que en nuestra opinión deberían intentar cambiar”. En este aspecto Correos señalan como paradigma al grupo de Mungia Belako (que contaron con el músico, productor y formador de Letamina Javier Letamendia como técnico de sonido y asistente). Destacan de ellos que, a pesar de ser aún “unos chavalillos”, han logrado un sonido único que se identifica  fácilmente como propio de la banda: “Lo importante es ser natural y seguir tus propios gustos y tendencias sabiendo siempre adaptarte al resto. De esta forma es como se consigue un sonido que cualquiera pueda identificar como perteneciente a tu banda.

Innovaciones técnicas

Correos se ha puesto al servicio de la tecnología en la última fase de su carrera, y siguiendo con su espíritu constantemente cambiante e innovador han introducido una pedalera MIDI y un nuevo miembro encargado de arreglos electrónicos y sintetizadores. De esta forma el resto de la banda puede introducir elementos disparados de todo tipo: “La idea era introducir un teclado, pero no un teclado al uso sino un nuevo elemento que nos permita introducir en nuestra música un sonido más orgánico”.

Leave a reply